300 kW (408 hp) de potencia y 664 Nm de par.

Nueva estrategia de la marca para producir autos cero emisiones.



Fuente, videos y fotos: Porsche Chile / René Durney C.

En un elegante salón de eventos de Chicureo, Audi presentó a sus clientes (no hubo información para la prensa) su
nuevo modelo eléctrico Audi e-tron Sportback, con el cual la marca alemana inicia su mayor transformación de la
historia y una nueva estrategia orientada a promover la movilidad eléctrica para ser un fabricante sin emisiones
de carbono antes de 2050. Y en el corto plazo, espera introducir más de 20 modelos eléctricos de aquí a 2025. Y, a
contar de 2026, solo lanzará automóviles impulsados por electricidad, para abandonar la producción de motores de
combustión interna.



El nuevo Audi  e-tron Sportback, que ofrece 300 kW de potencia (408 hp) y 664 Nm de par, demuestra todo el poder
de la electricidad con una aceleración de 0 a 100 km/h en 5,7 segundos.
Su batería de iones de litio de 95 kW entrega una autonomía de hasta 450 km con una sola carga que puede lograrse
en tan solo 45 minutos en un cargador de alta eficiencia o hasta en 9 horas con el cargador incluido en el auto.
Cuenta con un sistema de recuperación de energía que al desacelerar o frenar utiliza toda esa energía para recuperar
hasta un 30% de su autonomía.



La renovación de su gama ha impulsado al fabricante alemán a ser uno de los líderes en ventas de Micro Híbridos
(MHEV) en nuestro país y, ahora, llega al segmento donde la industria se juega su futuro: los eléctricos. Con el debut
del nuevo Audi e-tron Sportback 55, la ambición de la marca es que los vehículos evolucionen para formar parte de una
oferta de movilidad cada vez más amplia y que puedan convertirse en un elemento de la transición energética
sostenible. Un ejemplo de ello es que toda la producción de la familia e-tron ya es carbono neutral.

“El estreno del Audi e-tron Sportback da inicio al hito más importante de Audi desde su llegada a nuestro país, simboliza el
comienzo de una estrategia que no solo nos conducirá a nuevos y mejores automóviles, sino que definirá el mañana y
el mundo que queremos para todos. Y si hay algo que tenemos claro, es que, para Audi, el futuro es eléctrico. Este
modelo abre las puertas de la electromovilidad y, también, a otros vehículos similares de la marca que nos ayudarán a
tener ciudades más limpias y una industria menos contaminante”, expuso Juan José Domínguez, gerente de Audi en
Chile.



Este modelo, es el primero de la familia “e-tron” en debutar en Chile. Con su llegada, Audi espera no solo promover la
movilidad eléctrica, sino que también incentivar una transformación en cuanto a la mentalidad y a la actitud de sus
clientes en pro de un futuro más ecológico.

Diseño exterior
El Audi e-tron Sportback combina la potencia de un espacioso SUV con la elegancia de un coupé de cuatro puertas y
el carácter progresivo de un automóvil eléctrico. Dentro de la gama, este nuevo modelo se ubica entre un Q5 Sportback
y un Q8, con 4.901 mm de largo, 1.935 mm de ancho y 1.616 mm de alto. Como es clásico en los modelos de estilo
coupé, su techo tiene una pronunciada caída hacia el final de la carrocería que desemboca en los pilares D del vehículo.



Con el Singleframe octogonal, los potentes contornos por encima de las ruedas y la escultural zaga, el Audi e-tron
Sportback se ajusta perfectamente al lenguaje de diseño de la marca. Los detalles señalan al exterior que este modelo
es totalmente eléctrico. El Singleframe se presenta en color gris platino claro, un rasgo de identidad específico de los
modelos e-tron. En la zona inferior de los faros LED, cuatro segmentos horizontales crean la firma específica del e-tron
en las luces diurnas.



Los diseñadores también variaron el aspecto del amplio difusor, donde llama la atención la ausencia de salidas de
escape, mientras que arriba, una banda luminosa conecta las luces LED entre sí sobre un estilizado alerón. Los
retrovisores exteriores virtuales opcionales, cuyos soportes en forma de ala integran pequeñas cámaras, representan
otro factor innovador de diseño.



Las imágenes captadas aparecen en pantallas táctiles OLED de alto contraste en la transición entre el panel de
instrumentos y la puerta. Si el conductor mueve el dedo hacia la superficie de la pantalla táctil, se activan símbolos con
los que el conductor puede reposicionar la imagen. Además, los retrovisores se ajustan automáticamente a tres
situaciones de conducción: en carretera, maniobras de viraje y maniobras de estacionamiento, proporcionando
una visibilidad óptima para cada escenario.
Hay un total de diez colores disponibles para este SUV coupé eléctrico, incluido el nuevo color Azul Plasma Metalizado,
exclusivo para este modelo.

Eficiencia deportiva:
El Audi e-tron Sportback permite al conductor y a los ocupantes vivir la interacción de eficiencia, prestaciones y
rendimiento instantáneo. Cada eje está equipado con un motor eléctrico asíncrono alimentado con corriente trifásica
por la electrónica de potencia y con 300 kW de potencia y 664 Nm de par, el SUV coupé puede acelerar de 0 a 100
km/h en 5,7 segundos.



Por otro lado, la tracción total eléctrica garantiza un agarre y un dinamismo extraordinarios en cualquier terreno. Con
ella, Audi escribe un nuevo capítulo en la historia de la tracción quattro dado que regula continuamente la distribución
ideal del par motor entre ambos ejes, en fracciones de segundo.

En la mayoría de las situaciones de conducción, elAudi e-tron Sportback se apoya exclusivamente en su motor eléctrico
trasero, con una eficiencia excepcional. Si el conductor solicita más potencia de la que puede proporcionar, la unidad
delantera se activa al instante. Esto también ocurre de forma predictiva antes de que se produzca un deslizamiento en
condiciones de hielo, al tomar curvas rápidas, o si el automóvil subvira o sobrevira.



Un factor clave detrás del carácter deportivo y de la excelente dinámica transversal es la baja posición de instalación de
los componentes de tracción, el resultado, un centro de gravedad mucho más bajo que en un SUV convencional. La
distribución de la carga en los ejes, con una relación de casi 50:50, está perfectamente equilibrada. Con componentes
como la suspensión neumática adaptativa, la dirección progresiva y el sistema de frenos electrohidráulico, la suspensión
combina las últimas tecnologías y, en conjunto, garantizan un manejo ágil del vehículo y un alto grado de confort.

El sistema de manejo dinámico Audi Drive Select permite al conductor cambiar el método de funcionamiento de
múltiples componentes de la transmisión entre siete perfiles. De esta forma, se consigue una marcada diferencia entre
una opción confort y una deportiva.
La suspensión neumática adaptativa con amortiguadores regulados contribuye en gran medida a este carácter versátil.
A velocidades más altas, la carrocería desciende, mejorando notablemente el flujo de aire a su alrededor y ampliando
la autonomía del vehículo. En total, el sistema es capaz de variar la altura de la carrocería hasta 76 milímetros.



95 kWh de energía. 
El sistema de baterías del Audi e-tron Sportback 55 quattro almacena 95 kW y funciona a una tensión nominal de 396
voltios. Durante las acciones de desaceleración de hasta 0,3 g -que corresponde a más del 90% de dichas acciones en
la conducción diaria-, la batería de alto voltaje es cargada por los motores eléctricos, principalmente por el motor
eléctrico trasero, que actúan como generadores en estas situaciones.
El sistema de recuperación permite una regulación variable de la energía entre los dos módulos eléctricos, tanto en el
modo de marcha por inercia, cuando el conductor suelta el pedal derecho, como durante el frenado.
El grado de recuperación por inercia puede ajustarse en tres etapas mediante las levas del volante. Con la retención
más baja, el e-tron Sportback circula por inercia, sin resistencia alguna cuando se levanta el pie del acelerador. Mientras
tanto, en el más alto, la retención es bastante notable y el automóvil puede conducirse prácticamente sin tocar el freno,
pues al soltar el acelerador la retención frena bastante el vehículo. Por supuesto, a mayor retención más recuperación.



Al frenar desde 100 km/h, el Audi e-tron Sportback puede recuperar un máximo de 300 Nm y 220 kW. Esto supone más
del 70% de su potencia y más que cualquier otro modelo de producción. En general, el SUV-coupé alcanza hasta el 30
por ciento de su autonomía mediante la recuperación. Dependiendo de la situación de conducción, el sistema de control
decide individualmente para cada eje si el SUV-coupé recupera utilizando sólo los motores eléctricos, sólo los frenos de
las ruedas o una combinación de ambos. La transición entre el frenado eléctrico y el hidráulico es suave y homogénea,
por lo que elconductor ni siquiera lo nota. Las fuerzas de frenado permanecen constantes.



Carga en solo 45 minutos
En los recorridos de larga distancia, el e-tron Sportback puede cargarse con corriente continua (DC) de hasta 150 kW
en estaciones de carga rápida. En solo 45 minutos, la batería es capaz de recuperar desde 0% hasta el 100% de su
capacidad.
También se ofrece una gama de soluciones para la carga en casa, en función de la capacidad del suministro eléctrico
doméstico.
El sistema de carga compacto estándar, incorporado en el e-tron Sportback de serie, es adecuado para una simple
conexión de 230 voltios y para una toma trifásica de 400 voltios con una potencia de hasta 11 kW.



El interior
Con una distancia entre ejes de 2.928 milímetros, el Audi e-tron Sportback dispone de un amplio espacio para cinco
ocupantes con sus maletas. El espacio para los pies en la parte trasera está prácticamente nivelado: sólo queda un
escalón plano en lugar del túnel central. El modelo ofrece una capacidad de equipaje de 615 litros, al abatir los
respaldos de los asientos traseros, la capacidad del maletero aumenta a 1.665 litros. Adicionalmente, cuenta con un
compartimento portaobjetos de 60 litros bajo el capó, que alberga el kit de herramientas del vehículo, el cargador y el
cable de carga.



El interior del Audi e-tron Sportback es como un elegante salón que combina a la perfección diseño y tecnología. Un
generoso arco que abarca el cuadro de instrumentos, extendiéndose de puerta a puerta, integra armoniosamente la
cubierta del Audi Virtual Cockpit de 12,3” que se alza visualmente libre en el espacio. El arco envolvente en los
revestimientos de las puertas integra también las pantallas OLED de los retrovisores exteriores virtuales opcionales. El
cuadro de instrumentos, con dos pantallas táctiles, está orientado hacia el conductor y resulta especialmente
ergonómico. Cuando se desactiva, la parte superior de éstas se funde de forma casi invisible con el gran marco negro
brillante.



Los asientos delanteros eléctricos cuentan con función memoria y soporte lumbar de cuatro posiciones. Mientras que el
paquete de iluminación ambiente ilumina las superficies de forma sutil y los bordes de forma nítida. Al igual que todos
los modelos de la clase completa de Audi, el e-tron Sportback también cuenta con el sistema operativo táctil MMI
Response de 10,1”. En la pantalla táctil superior, el conductor controla el infoentretenimiento, la telefonía y los ajustes
específicos del e-tron. La pantalla inferior  se utiliza para introducir texto y manejar las funciones de confort y la
climatización.

Precios y versiones
El nuevo Audi e-tron Sportback llegará, por el momento, exclusivamente en la versión 55 y a un precio desde los
$84.990.000. Esta variante integra una serie de equipamiento donde destacan seis airbags; suspensión neumática
adaptativa; llantas aro 21"; señal acústica para alerta de peatones; cargador a bordo de hasta 11 kW, virtual; Audi
Smartphone interface; iluminación interior LED; dirección progresiva, y sistema de sonido de 8 altavoces y 80W, entre
otros.


Publicado en www.autoenter.cl                              Santiago de Chile, martes 12.10.2021.