Max Verstappen anota su novena victoria consecutiva del año en el Gran Premio de Países Bajos.

Comparte

Ni la lluvia, que obligó a parar la carrera cuando faltaban 7 vueltas, ni la impecable arremetida de Alonso en su Aston Martin, pudieron impedir que el neerlandés subiera al podio por undécima vez en 2023.


René Durney C.  / Fotos: Mercedes Benz Media Site / Red Bull / Aston Martin 

Quizás era lo que faltaba ver en esta temporada de la Fórmula 1: Verstappen luchando contra el clima y los 19 autos rivales. El morbo sobraba en el autódromo de Zandvoort, donde el piloto neerlandés era local. Nadie sabía si las nubes negras que venían cargadas de agua abrirían sus compuertas justo antes de comenzar la carrera y, si esto pasaba, qué harían las escuderías que no habían equipado sus autos con los compuestos de lluvia.

Justo lo que pasó. Y la expectación aumentó cuando Verstappen -que había logrado su octava Pole en las 13 pruebas del año- debió soportar las brillantes largadas del español Alonso en su Aston Martin y la de Lando Norris en su McLaren. Pareció que el actual campeón podría tener más competencia para su imparable RB19, ya que las nubes comenzaron de inmediato a soltar su carga y la pista se transformó en una superficie jabonosa, que hacía que los autos se deslizaran peligrosamente no solo al doblar, sino al acelerar en las rectas.

Desde el rincón de Red Bull recurrieron de inmediato a su segundo piloto -«Checo» Pérez- para que pasara de inmediato al garage a cambiar sus neumáticos y poner los de banda verde (Intermedios), para ver si eso afirmaba mejor a los veloces RB19. El mexicano fue el primero del lote que visitó los pits luego de la primera vuelta. Luego, en el giro 3, entraron Alonso y Verstappen. Por ello, en las pantallas de información aparecieron Russell (Mercedes Benz), Norris ( McLaren) y Albon (Williams) en los tres primeros lugares. Y ya en la undécima estaba «Checo» Pérez en punta y Verstappen en el segundo lugar.

Quizás ese era el aliciente que faltaba para que el neerlandés pisara a fondo y fuera a cazar a su compañero, que en la vuelta 63 siguió de largo en la curva 1 y debió recurrir a la pista de escape para no dar contra las protecciones. La suerte ya estaba echada y Verstappen recuperaba su lugar habitual de este año, mirando a sus seguidores a través de los espejos retrovisores.

En el giro 66 vino lo que estaba de cajón: bandera roja porque la visibilidad hacía imposible correr con seguridad. No es solo el fuerte aguacero, sino la estela de agua pulverizada que van dejando los autos, que no dejan ver ni las luces de frenos.
Reanudada la carrera, en la vuelta 68 se queda Russell y Verstappen aguanta la fuerte arremetida de Alonso, Pierre Gasly, «Checo» Pérez y Carlos Sainz, para ganar la carrera y empatar el récord de 11 victorias que mantenía Sebastian Vettel desde 2013.

La pregunta es casi obvia: ¿alguien podrá detener el ritmo de Verstappen y de los Red Bull en esta temporada?

Así llegaron en Zandvoort, Países Bajos

Tabla de posiciones Pilotos

Tabla de Posiciones Equipos

 





Publicado en www.autoenter.cl                                                    Santiago de Chile, domingo 27 de agosto, 2023.-


Comparte
PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com