El manejo y la astucia de «Checo» Pérez superaron el diluvio en el Gran Premio de Mónaco.

Comparte

El piloto mexicano y el garage de Red Bull funcionaron a la perfección para ganarles a la lluvia y a los dos Ferrari. Leclerc fue el más afectado con la vacilación de su rincón técnico.

 René Durney C. / Fotos: Daimler Global Media Site / F1 / Red Bull / 

Dentro de todas las «frases hechas» que hay en todos los deportes, en la Fórmula 1 hay una que se repite casi majaderamente: «Mónaco es la carrera que todos los pilotos quieren ganar» (¿habrá una que los pilotos no quieran ganar…?). Una tontera tan grande como los «campeones de invierno», que nunca ganan una copa por ello ni hacen historia.
Sin embargo, pareciera ser que la del Principado, aparte del glamour de su balneario, sus casinos, yates y el sonido de las joyas de las más grandes fortunas de Europa, tiene el aditamento de su difícil y estrecho trazado callejero, así como las sorpresivas lluvias de primavera y verano.

Y esto último marcó la carrera del último domingo de mayo de 2022. Cuando se acercaba la hora de inicio del Gran Premio de Mónaco (15:00 horas), las nubes abrieron sus compuertas y el diluvio postergó por más de una hora la largada, aunque igual siguió lloviendo durante el primer tercio de la prueba. La gran cantidad de agua caída en tan poco tiempo causó estragos, al punto de poner en peligro el software que controla toda la competencia.

Eso hizo que los pilotos tuvieran que extremar las precauciones y evitar los adelantamientos temerarios en un piso tan jabonoso. El «trencito» de la largada permitió que los dos Ferrari -con Leclerc y Sainz, en ese orden- puntearan en el inicio, con los neumáticos de agua.
Pero de pronto la lluvia comenzó a desaparecer y la pista a secarse en grandes tramos de circuito.
Es entonces cuando «Checo» Pérez le pide a su rincón que «se aviven» y hagan la primera parada para poner los compuestos intermedios y comenzar a exigir a los Ferrari.

La genial jugada de ajedrez permite que «Checo» Pérez aproveche la instancia y se acerque a los punteros antes que los de Maranello comprendieran -dos vueltas después- de que había que hacer el recambio de gomas.

Esa parada fue fatal para Ferrari, pues además además de ceder la punta al Red Bull de «Checo», más el accidente de Mick Schumacher en la vuelta 27, que demoró el reinicio de la carrera y cambió los términos para determinar al ganador, ya que debió optarse por reducir el número de vueltas para no exceder las dos horas de tiempo que debe durar la prueba.

Ni Saiz ni Leclerc pudieron dar alcance a «Checo» y el piloto monegasco volvió a sufrir la decepción de no poder ganar en su tierra. Delante de él llegaron Verstappen y su compañero Sainz.

El disgusto de Leclerc con su garage a través de la radio de su auto fue escuchado por millones de seguidores de la F1 en todo el mundo.

Pero de igual forma, en todo el planeta se aplaudió a estrategia de Red Bull y la pericia y el talento del mexicano, que fue capaz de llegar primero con lo que quedaba de sus neumáticos y defenderse del ataque de los Ferrari y el el de su propio compañero.

Quizás fue una vuelta de mano lueg0 de lo sucedido en la carrera anterior, cuando le obligaron a dejar pasar a Verstappen en pos de los puntos para el equipo y para la tabla de pilotos.
Aquí, el resumen de los números después del Gran Premio de Mónaco.


Así llegaron:


Tabla de Posiciones Pilotos


Tabla de posiciones Equipos

 



Publicado en www.autoenter.cl                               Santiago de Chile, lunes 30 de mayo, 2022.-


Comparte
PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com