Peugeot 2008 renueva sus motores y tecnologías a bordo

Comparte

Llega en tres versiones, con motores diésel y gasolina.

Transmisiones manuales de 5 marchas y automáticas de 6.

Escribe: René Durney C. / Fotos: R. Durney C. y Peugeot / Video: Peugeot.

 

«Caballito de batalla» para Peugeot en casi todo el mundo, el 2008 se ha convertido en uno de los 

modelos más vendidos de la marca francesa. En Chile, desde su lanzamiento en 2013 se han vendido

sobre 3.100 unidades y ahora van por más, habida cuenta de que el SUV compacto ha recibido una 

reestilización en su diseño exterior, y nuevas motorizaciones diésel y gasolina.

De partida, lo más visible está en su nueva máscara, que luce ahora más grande, con las grillas verticales

y la incorporación del león en el medio de ella.

 

Los tapabarros disponen ahora de arcos de resina en color oscuro, lo que le hace ver más ancho y musculoso. 

En la parte baja de la máscara y también del paragolpes trasero se han añadido protecciones que le dan 

un mayor aspecto de SUV. 

Las ópticas delanteras añadieron ahora las luces diurnas LED, y las traseras tienen la nítida forma de la 

garra del león.

Los flancos presentan una acentuación del «efecto ola» que se nota especialmente en la parte trasera del

techo, entre los pilares B y C.

El interior no tiene mayores cambios estéticos y conserva el celebrado concepto de «tablero elevado», que

aparte de ser muy atractivo y construido con excelentes materiales, permite que las lecturas sean muy 

visibles para el conductor, prácticamente sin tener que quitar la vista del camino.

La sensación de espacio interior se acrecienta gracias al enorme techo panorámico que deja entrar la luz 

a raudales, pero que puede atenuarse con una cortinilla eléctrica que protege de la radiación solar fuerte.

Adecuándose a lo que ya es una norma en los autos modernos, el 2008 ofrece un completo abanico de 

posibilidades de conectividad a bordo, ya que se puede traspasar toda la información de los teléfonos

inteligentes a la pantalla ubicada al centro del tablero, mediante los sistemas Apple CarPlay (iPhone) y 

Mirror Link (Androide).

El climatizador y el navegador GPS forman parte del equipamiento de serie en casi todos los Peugeot

Bajo el capó

Aquí están las mayores novedades del nuevo Peugeot 2008. Dos tipos de motores constituyen la oferta: un

diésel y uno de gasolina. Ambos cumplen con la norma Euro VI.

La opción petrolera es el nuevo propulsor 1.6 BlueHDi, de cuatro cilindros y 100 caballos de potencia. Está

disponible en la versión de entrada (Active Pack, $13.790.000) y en la Allure (más equipada) a 14.990.000.
Ambos modeles vienen con una transmsión mecánica de cinco velocidades.

Este motor tiene un rendimiento encomiable: 20, 9 km/litro en ciudad; 30,5 km/litro en carretera y 27,6 km/litro

en ciclos mixtos. Este dato tiene una especial relevancia a la hora de calcular el «impuesto verde» que pagan 

los vehículos con motores diésel, ya que se calcula sobre la base de los consumos y las emsiones. El BlueHDi

trae la reconocida combinación de un filtro de partículas y el SCR (Selective Catalytic Reduction), combinación

que es la más eficaz del mercado para el post tratamiento de los óxidos de nitrógeno (NOx) y la reducción del

consumo de combustible. 

En tanto, la versión a gasolina Pure Tech ($14.990.000) dispone de una planta de fuerza de 1.2 litros y 110

caballos de potencia. Desarrollado por Peugeot, tiene en su palmarés el haber sido designado por dos años

consecutivos como el mejor motor del mundo, ya sea por su bajo consumo y gran rendimiento (13,9 km/litro

en ciudad y 21,8 en carretera) y reducidas emisiones.

La transmisión disponible para este propulsor es una 

automática de 6 velocidades, que puede manejarse también en un «modo manual», lo que permite al conductor

llevar bajo su controlo el momento de reducción o pase de las marchas.

Entre las innovaciones tecnológicas, el Grip Control es una de las más atractivas. Permite que, sin ser un vehículo 

con tracción total, sino 4×2 y solo en las ruedas delanteras, se las arregle de los más bien sobre superficies con

poca adherencia. Un ingenioso sistema aprovecha el principio de los frenos ABS para repartir la mayor cantidad de

 par motor a la rueda que está mejor afirmada al piso, al tiempo que frena la que está patinando.

Un mando giratorio en la consola central permite seleccionar cinco modos de conducción: normal, barro, nieve, 

arena y Esp Off. 

Este sistema pudimos comprobarlo en el recorrido que hicimos por caminos interiores entre el aeropuerto de 

Temuco y Pucón. En las afueras de esta última ciudad (Eco Parque), la marca montó un circuito de pruebas que

simulaba las condiciones de agua y barro y baches profundos, en las que el Peugeot 2008 se desplazó sin 

dificultades.

También se dispone (en las versiones Allure de diésel o gasolina) de otros dos ingenios tecnológicos: el City

Brake, que permite frenadas de emergencia cuando el vehículo se mueve a una velocidad de hasta 30 km/h

y detecta un obstáculo fijo o móvil que no fue advertido por el conductor, evitando el riego de una colisión.

Por su parte, el Asistente de Estacionamiento, mide los espacios disponibles y realiza las maniobras de

 aparcamiento con absoluta precisión, en la que el conductor solo debe preocuparse de acelerar hacia

delante o atrás y usar el freno cuando el sensor de ayuda avisa con una señal acústica y con una cámara

de visión trasera.

 

 

 

 

 

 

 

 

  


Comparte
PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com