Llega el CX-3, el SUV compacto de Mazda

Comparte

 Viene en cinco versiones desde $13. 990.000.

Todas tienen motores de 2.0 litros y 143 caballos de potencia.

 

Escribe: René Durney C. / Fotos: RDC y Mazda

 

Lanzado en Chile a mediados de enero de este año, el SUV Mazda XC-3 es un producto enteramente nuevo aún cuando está basado en el Mazda2, el exitoso compacto de la marca japonesa, con el cual comparte plataforma y varios componente mecánicos y tecnológicos. 

El segmento al que llega este nuevo SUV es el más ascendente del mercado y por ello la apuesta de Mazda ha sido total, para asegurarle a los clientes de este tipo de vehículos lo que más esperan: estilo, potencia y seguridad.

Para lo primero, hubo una especial preocupación en resaltar lo mejor del concepto Kodo (alma en movimiento) en la silueta de la carrocería, que presenta un frontal bajo, con una parrilla en forma de un ala que se se extiende hasta los grupos ópticos (full LED en las versiones GT) y una cintura elevada, con ruedas de gran tamaño (aro 18 en las versiones más altas) y una zaga de atractivo y particular diseño, y un pilar C corto, que realza la figura del felino que se quería imitar. 

El voladizo delantero es corto, diseño que redunda en un mejor desempeño dinámico del vehículo. La carrocería está fabricada con aceros de alta resistencia para mejorar su rigidez, en la que se distingue un anillo de seguridad ubicado detrás del pilar B. Un reborde negro en ¡los pasa ruedas ayudan a dar una imagen de gran robustez a todo el conjunto.

Interior

En el interior también ¡se advierte un cuidado trabajo en los detalles. El tablero está revestido en cuero en gran parte de su superficie, con costuras visibles y un muy buen tacto en las superficies, tanto metálicas como de materiales plásticos más ligeros. 

Tras el volante se concentra la información técnica en una esfera multifunción, que tiene un tacómetro analógico y un velocímetro digital en una ventana inferior. En ambos extremos de la pantalla hay información relacionada con la temperatura, la marcha seleccionada cuando hay caja automática, autonomía, hora, etc. 


El sistema Mazda Connect se pone en funcionamiento al tocar la pantalla táctil rectangular de 7 pulgadas emplazada al centro del tablero. También se puede acceder por el comando girqtorio del HMI Commander, ubicado en e¡l túnel, más atrás de la palanca de cambios. 

En la pantalla se reúnen todas las funcjones relacionadas con el clima, la navegación por GPS, el equipo de audio (Bose en las versiones GT) y el acceso a las aplicaciones de los teléfonos inteligentes

El motor

Las cinco versiones del nuevo Mazda CX-3 vienen con un motor a gasolina de 2.0 litros de 146 caballos de potencia a 6.000 rpm y un par torsional de 192 Nm a 2.800 rpm. En las unidades equipadas con tracción total, el sistema i-Activ AWD transfiere en forma automática el torque a las ruedas que pierden adherencia. 
La transmisiones pueden ser mecánicas o automáticas (SkyActive-Drive).

En nuestra primera toma de contacto con el nuevo Mazda CX-3 manejamos una versión 2.0 AWD GT (tope de gama, $17.690.000.). Como equipo de norma, tenía sensor y cámara de retroceso, paddle shitft en volante (aletas para pasar los cambios; head-up display (información de velocidad reflejada en el parabrisas); llantas aro 18; sistema de sonido Bose; seis airbags; frenos antibloqueo ABS con repartidor electrónico de frenada (EBD), control inteligente de tracción; control dinámico de estabilidad y sistema de ayuda para arranque en pendiente.

La combinación del motor gasolinero (93 octanos) de 2 litros y el sistema de tracción total i-Activ AWD es de nueva generación e incorpora el primer sistema de alerta de deslizamiento de las ruedas delanteras, que transmite instantáneamente la potencia a las ruedas adecuadas. El acoplamiento de reparto de par activo del par determina cuánto agarre necesita cada rueda y distribuye la cantidad necesaria a cada rueda en función de las condiciones de la carretera, incluso cuando estas varíen en cortos lapsos de tiempo.

Así, la conducción se torna muy fácil y segura, pues los sistemas electrónicos están controlando en forma permanente el rodar del auto.  Esto se ve aún más fácil con una transmisión automática, pues lleva los regímenes de vueltas del motor correctos, seleccionando las marchas adecuadas sin errores.

El la carretera, los adelantamientos son seguros, porque como todas las cajas automáticas, el sistema rebaja una marcha y hasta dos si se trata de una pendiente, con el objeto de asegurar la máxima potencia y velocidad.

Las suspensiones son firmes, sin prescindir del confort a bordo. Lo probamos en una ruta alternativa de tierra que hicimos durante algunos kilómetros. El irregular piso, con tramos ripiados y otros con gran cantidad de polvo suelto nos permitió comprobar los recorridos de las suspensiones, la aislación acústica del habitáculo y la estanqueidad al polvo. En la autopista, a velocidad crucero (110 km/h), la marcha es silenciosa, sin ruidos del viento en las ventanas ni en los espejos exteriores.

 

Los precios de las cinco versiones son los siguientes:

All New Mazda CX-3 R 2.0L 2WD 6MT: $13.990.000

All New Mazda CX-3 R 2.0L 2WD 6AT I-Stop $14.590.000

All New Mazda CX-3 R 2.0L 2WD 6MT I-Stop: $14.990.000

All New Mazda CX-3 R 2.0L AWD 6AT I-Stop: $15.590.000

All New Mazda CX3 R 2.0L AWD 6AT I-Stop GPS: $ 17.690.000.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


Comparte
PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com