El piloto alemán de la Fórmula 1 se presta para esta broma a clientes de un taller mecánico.

Los pasea para probar cómo quedaron sus autos luego de una revisión y esto lo que pasa.

 

Gentileza de VideoTube