Estudian la posibilidad de que se corra sin público.

De allí en adelante continuaría en Europa, Asia y América.

 

Fuente y fotos: GoBig Comunicaciones

 

El director general de la Fórmula 1, Chase Carey, expresó este lunes su confianza en que la temporada más importante del
automovilismo internacional podrá comenzar, sin público, el fin de semana del 3 al 5 de julio en el emblemático Red Bull
Ring de Austria.
En julio, agosto y principios de septiembre, la Fórmula 1 prevé desarrollar la primera parte de la actividad competitiva. Así, la
cita que  abrirá la temporada 2020 se disputaría en Austria entre el 3 y el 5 julio. Después, continuaría en Europa, Asia y América,
concluyendo a finales de año en Abu Dabi, habiéndose completado entre 15 y 18 carreras.



Todo esto es un gran respiro para el mundo de la F1, tras la reciente suspensión del Gran Premio de Francia, que estaba
pactado para el 28 de junio, a raíz de la pandemia Covid – 19.
Los fanáticos esperan ver de vuelta la acción en las pistas de Austria, mismo circuito que en el 2019 vio como ganador al
holandés Max Verstappen, piloto del Red Bull Racing.


Pero ¿Cómo afectará la falta de público la economía de la F1?
¿Cómo volverán de preparación los pilotos? ¿Cuánto se demorará la integración progresiva de público a los circuitos? Respuestas
que aún no tienen respuesta, pero que al menos ya hay consuelo para los fanáticos, pues los motores volverán a rugir.