Doce versiones del popular SUV mediano japonés.

Más de 3 millones de unidades vendidas en 30 años.

 

René Durney C. / Fotos de RDC y Suzuki / Video: Suzuki y RDC

 

Las cifras avalan su aceptación en todos los mercados mundiales. Tres millones de unidades en 30 años significan que el Suzuki Vitara
tienen sus seguidores, no solo de quienes disfrutan la aventura fuera de la carretera, sino que muchos lo han adoptado como un auto
familiar de uso citadino, debido a su versatilidad.
Ello explica la cantidad de versiones disponibles (12) en esta actualización del Vitara, que presenta leves pero expresivos cambios en su 
diseño exterior e interior, una mejora en términos de materiales y un poco más de tecnología como equipamiento de norma en todos los
modelos.
 

Dos tipos de motorizaciones están disponibles en este nuevo Vitara: el tradicional bloque de cuatro cilindros de 1.6 litros y una potencia de 115
caballos, y el moderno motor de 1.4 litros Boosterjet, que es capaz entregar 138 caballos a 5.500 rpm y 220 Nm de torque entre 
las 1.500 y las 4.000 rpm. El rendimiento de este último propulsor es muy parecido al clásico, pero com mayor potencia. En ciclos mixtos, 
las mediciones del 3CV chileno dan 16,2 km/litro con la transmisión manual de cinco o seis marchas, y 15,9 km/l en las versiones con 
caja automática de 6 marchas. Lo interesante es la poca diferencia que hay entre ambos tipos de transmisión, cosa que no ocurre en otro
tipo de vehículos. 
Estas motorizaciones se pueden combinar con la tracción inteligente AllGrip de Suzuki, que ofrece cuatro modos de funcionamiento: Auto, Sport, 
Snow y Lock. 

Las dimensiones exteriores se mantienen en los 4.175 mm de largo, 1.175 mm de ancho y 1.610 mm de alto. La distancia entre ejes es de 2.500 mm.
Dispone de un maletero de 375 litros, que puede crecer a 710 al abatir el respaldo de los asientos traseros. 

Cuenta con llantas de aleación de 16” ó 17, espejos retrovisores eléctricos, neblineros con bisel cromado, espejos retrovisores abatibles eléctricos con
señalizador de viraje, barras longitudinales en el techo y sunroof panorámico, entre otros elementos. A su amplia gama de colores, se agregan dos
nuevos: azul grisáceo y naranjo, este último con la opción de elegir el techo color negro o blanco.

Interior

En el interior se precian cambios visuales en el tablero de instrumentos, que está confeccionado con materiales de buena calidad, superficies blandas y
un atractivo rediseño.
El conductor dispone de una pantalla digital LCD a color de 4,2 pulgadas, ubicada dentrás del volante y en medio del cuenta vueltas y el velocímetro.
A través de ella recibe información proveniente del computador de a bordo, tales como rendimiento, aceleraciones y frenadas, distancia recorrida,
autonomía, entre otras. 

En equipamiento en confort incluye: dirección asistida eléctrica, alza vidrios eléctricos, cierre centralizado, control de radio al volante, botón de
encendido, control crucero, asiento conductor regulable en altura, volante ajustable y forrado en cuero, la tecnología Stop-Start System, sistema de
audio con radio multimedia touch con pantalla de 6,8”, con conexión Bluetooth, navegador, entradas USB y auxiliar, 4 parlantes y 2 tweeters. 

En cuanto a seguridad, dependiendo de la versión, dispone de 2 ó 6 airbags, sistema de frenos ABS con EBD, Hill Hold Control, luces con proyector
LED, anclaje Isofix para sillas de niños, alarma de seguridad de apertura de puertas, sensor de retroceso, sensor delantero, cámara de retroceso y
sistema de acceso sin llave (Keyless), inmovilizador antirrobo, cinturones delanteros con regulación en altura y limitación de fuerza, y cinturones
traseros de tres puntas.

 

De las versiones que pudimos probar, nos pareció muy interesante la equipada con transmisión automática, de suave funcionamiento y alto
rendimiento.

  

 

 

El nuevo Suzuki Vitara estará disponible en 12 versiones con un precio de lanzamiento que parte en los $11.590.000 y cuenta con una garantía de 3
años o 100.000 kilómetros.