La división Súper Performance fue creada en 2006.

La sigla RS proviene del alemán "Renn-Sport". 

 

Fuente: Porsche Chile 

 

Cuando hablamos de Audi Sport, hablamos de años de pasión, innovación y tecnología, plasmados
en modelos que traen en su ADN años de triunfos del motorsport a las calles. Pero esta historia tiene
comienzo, y nace con el que se convirtiera en el primer modelo RS de su historia.
Y es que hace 25 años atrás las siglas RS, que vienen del alemán “Renn – Sport” y cuya traducción
es Racing Sport, tomaron una nueva fuerza a través del lanzamiento oficial del Audi RS 2 Avant,
uno de los modelos más veloces de la época y que se convirtió en el primero de lo que claramente
sería una historia de éxitos para Audi Sport y su “League of Performance”.

De hecho, año tras año estos modelos han roto los paradigmas entre las primas germanas,
convirtiéndose en el máximo escalón de performance. “La mayoría de las personas se sorprende
con el factor S de nuestros autos que son, en general, un 50% más potentes y rápidos que los top
de gama y, créame se siente bien poder controlar ese poder.

Pero algo distinto es la sensación bestial de un RS, dónde la aceleración no se siente en el velocímetro,
sino que se siente en tu estómago, contra el asiento, y te das cuenta lo que significan esos dos
segundos menos, llegando a una aceleración de 0 a 100 km/s en 3,4 segundos y velocidades superiores
a los 330 Km/h”, comentó Juan José Domínguez, gerente de Audi Chile.
Sin duda, los modelos RS son los líderes de sus respectivas líneas de producción, al ser la representación
concreta de que técnicamente si se puede alcanzar la combinación celestial entre performance, prestigio
y exclusividad, junto con el placer de la conducción y practicidad diaria.
Muchos de ellos son pioneros en sus segmentos y puntas de lanza de variadas innovaciones técnicas,
como por ejemplo, el impresionante motor biturbo V6 que lució el Audi RS 4 Avant hace 19 años atrás,
y que fuera  el antecesor del premiado motor de cinco cilindros que hoy le da todo el poder al Audi TTRS.

En Chile, los modelos S y RS tomaron un nuevo impulso cuando, en 2016, la marca de los cuatro anillos
tomó la decisión de lanzar oficialmente su división de máxima performance, Audi Sport, en donde el
pináculo del ADN motorsport estaría más que presente en una completa gama de  súperdeportivos.
“Nuestra estrategia es clara, y va muy alineada a la visión de nuestra Casa Matriz. Es por ello que
en estos años hemos sido muy agresivos en la renovación y posicionamiento de nuestros modelos
Audi Sport, entendiendo que estos son la máxima de lo que hace a Audi una marca deportiva,
innovadora y de la más alta performance y tecnología”, comentó Domínguez.

Sin más, recordemos que en tan solo 20 meses, Audi Chile lanzó oficialmente 13 nuevos modelos
Audi Sport, y ya están desarrollando el mix de productos para los años que vienen, y que permitirán
seguir mejorando su penetración en el segmento de los súperdeportivos Premium.
Del RS 2 Avant al RS 4 Cabriolet: Dinamismo desde la tradición.

Los modelos RS han marcado la historia por ya un cuarto de siglo, y aquí cinco hitos meritorios de
esta familia.
- En 1994, el Audi RS 2 Avant, con su motor de cuatro válvulas y cinco cilindros, escribió el
primer capítulo de la historia RS. Con este deportivo, Audi creó el segmento de los station wagons
de alta performance.
- En 1999, el Audi RS 4 Avant, basando en el S4 de la época, introdujo una nueva dimensión de poder
en el segmento de los vehículos medianos gracias a un motor V6 biturbo de cinco cilindros de 2.7 litros
que llevó la performance a nuevo nivel al alcanzar los 380 Hp, 115 Hp más que la generación anterior.

- La segunda generación del RS 4 fue estrenada en 2005, y se caracterizó por numerosas innovaciones
provenientes del know how del motorsport de Audi Sport. Un claro ejemplo de ello fue el motor V8 con
420 Hp, y fue la primera vez que la marca combinó exitosamente la inyección directa de gasolina y un
concepto revolucionario que permitía alcanzar los 8.250 rpm.
- 2008 fue el año en que el RS 6 Avant hace su entrada triunfal, un deportivo en la forma de un disruptivo
station wagon. Con un motor V10 biturbo completamente nuevo, con inyección directa FSI, y tracción
inteligente permanente quattro, este modelo fue uno de los líderes de la alta competición. De hecho, con
580 Hp y 650 Nm de torque, el RS 6 Avant fue el vehículo de serie más poderoso creado por Audi a la fecha.



- En 2011, el RS3 Sportback lleva la filosofía RS al segmento compacto gracias a su motor de cinco cilindros
y 340 Hp.
En 2013, el RS Q3 abrió un nuevo segmento como el primer SUV compacto de la marca, y que era potenciado
por el reconocido motor 2.5 litros de cinco cilindros.
Con este nuevo hito en su haber, es indiscutible el puesto que ha tomado Audi Sport y sus modelos RS en la
historia de la máxima performance de Audi, y cuyo rol ha sido fundamental para el crecimiento y liderazgo de
los cuatro anillos a nivel mundial.



Oficializada en 1983 como la división deportiva de la casa de los cuatro anillos, Audi Sport se convirtió en la
responsable del desarrollo tecnológico y de la alta performance a nivel mundial, liderando la introducción y
posicionamiento de la marca en reconocidos eventos motorsport, como DTM, WRC, Le Mans y Fórmula E, entre
muchos otros.
Para 2016, la División anunció su nueva estrategia para convertirse en la mayor marca deportiva Premium de
Europa, impulsándose en la creación de cinco nuevos modelos diseñados para radicalizar el concepto de
desempeño y performance como lo conocemos hasta hoy. Tal como lo explican desde Fábrica cuando preguntan
por la  diferencia en la producción de un modelo de la gama S y uno RS: “Cuando un modelo tope de gama da
el 100%, un S da un 150% y un RS, el 200%”.