Equipo británico triunfa después de 11 años.

Insólito accidente de Verstappen y Hamilton.


René Durney C. / Fotos: Daimler Media Global Site / Web McLaren




Daniel Ricciardo, el piloto australiano de la "sonrisa luminosa", se adjudicó el Gran Premio de Italia disputado hoy en
en Monza, en las afueras de Milán, considerado el "templo de la velocidad" entre los grandes circuitos de la Fórmula 1.
Su compañero de equipo, Landon Norris, conquistó el segundo lugar, sellando un triunfo memorable para la escudería
británica, que no lograba un doblete desde hace 11 años.



Si bien el equipo inglés hizo todo bien en Monza y por ello es que el título de portada debe ser siempre para los 
ganadores, la jornada ene Gran Premio de Italia estuvo marcada por el insólito accidente protagonizado  por los dos 
pilotos que encabezan el tope de la tabla y que eran los favoritos para ver la bandera a cuadros: Verstappen y Hamilton. 
Se habían cumplido 26 giros cuando Hamilton entró a su única parada en pits. Al salir a la pista vio venir a Verstappen
detrás de él, pero a suficiente distancia como para acelerar a fondo y llegar primero a la chicana, cosa que logró para 
tomar la primera curva por la derecha y quedar perfilado para la segunda. Fue entonces cuando Verstappen creyó que
podría adelantarlo por la izquierda, pero sus ruedas delantera y trasera, al pisar el pianito, hacen que el auto rebote en
ellos y despegue del suelo las otras dos del lado derecho para caer sobre el auto de Hamilton y hacerlo enterrarse en la
arena de la zona de seguridad, lo que significó la destrucción de ambos monoplazas y su abandono de la prueba. 



El grave accidente pudo haber sido fatal si la última de las medidas se seguridad aplicada a los autos de la F1 no 
hubiera sido implementada: el halo protector para la cabeza de los pilotos. Fue justamente contra este arco que cayó
la rueda trasera del auto de Verstappen y todo el peso de la estructura trasera, que incluye el motor. Las fotos del 
momento son dramáticas, ya que la distancia entre el neumático y la cabeza de Hamilton era solo el grosor del halo
de seguridad (16 mm). Afortunadamente, ambos pilotos salieron por sus propios medios desde sus autos. Obviamente,
Verstappen lo hizo primero porque no tenía nada encima. Ni siquiera fue a ver si el británico estaba bien. Solo bajó y se
dirigió caminando hacia los boxes. Luego fue el turno de Hamilton, que también caminó solo y sin ayuda. 
Con posterioridad, la FIA castigó al piloto neerlandés con tres puestos de retroceso en la grilla de salida del próximo
Gran Premio de Rusia, que se correrá el 26 de septiembre, en el Autódromo de Sochi. 



La escudería Mercedes Benz igual obtuvo podio, ya que Valtteri Bottas tuvo una destacada participación, ya que pudo
recuperarse luego de largar en el puesto 20, debido a que fue penalizado en la partida por pisar las líneas de su puesto
de salida. Su arremetida fue impecable para lograr llegar en el tercer lugar y seguir aportando puntos para su equipo, 
que marcha en en primer lugar de la tabla, con 362.5 puntos.


El momento previo al accidente, cuando Verstappen intenta meterse por fuera de la curva en la chicana de Rettifilo, y sus ruedas izquierdas rebotarán
en el pianito, para luego "volar" sobre el auto de Hamilton. Esto fue decisivo en la carrera y fue brillantemente aprovechado por el equipo McLaren.





El rincón de McLaren cumplió a gran altura su trabajo de asistencia y preparación de los dos autos ganadores.


Daniel Ricciardo y Valtteri Bottas en el momento de la celebración con la champagne de los ganadores.


La foto más alegre de toda la tarde en Monza. El equipo completo de McLaren, con Ricciardo y Norris , arriba de todos.

Así llegaron.






TABLA DE POSICIONES PILOTOS





TABLA DE POSICIONES EQUIPOS