Verstappen lideraba, pero se estrelló.

Y Hamilton cometió un error de principiante.

René Durney C. / Fotos: Daimler Global Media Site / Red Bull.


El trazado urbano del circuito de Bakú, donde se disputó el
Gran Premio de Azerbaiyán de la Fórmula 1, hacía presumir
que podrían ocurrir cosas poco habituales. Y así fue. Una
pista estrecha, con curvas flanqueadas por gruesos muros,
algunos  de los propios edificios de la bella ciudad emplazada
a orillas del Mar Caspio.
Pero esas cosas "raras" no ocurrieron en las peligrosas curvas,
salvo una que el heptacampeón Lewis Hamilton "no vio", lo
que le costó la carrera cuando se había reiniciado para cumplir
con solo dos vueltas y terminar.



Todo lo demás sucedió en circunstancias muy extrañas. No había
una temperatura ambiental que pudiera explicar una fuerte
degradación de los neumáticos. Además, el piso, por ser parte de
la ciudad, no es tan abrasivo como el de los circuitos tradicionales.
Por ello es que fueron muy raros y recurrentes los "pinchazos"
y reventones que ocurrieron y que marcaron en forma decisiva el
desenlace de la carrera.
Una lástima, porque todo esto oscureció la magnífica actuación del
mexicano "Checo" Pérez, que había cumplido en forma excelente
su papel de escudero de Max Verstappen, el número uno del equipo,
que tenía todo para ganar.
Apenas se inició la carrera pudo arrebatarle  el primer lugar al Ferrari
de Leclerc, que había obtenido la "Pole ". De allí en adelante todo
parecía dado para el holandés de Red Bull. Y a mayor abundamiento,
los Mercedes se habían quedado atrás. El de Bottas no terminó y el
de Hamilton no lograba amgar en demasía lo hecho por Verstappen. 


Pero..., cuando solo faltaban cinco vueltas para el final, un pinchazo
en la rueda trasera izquierda del Red Bull de Verstappen lo hizo
estrellarse contra la barrera derecha y quedar fuera de carrera, con
los restos del auto diseminados sobre la pista. Esto obligó a un largo
trabajo de limpieza y a la entrada del auto de seguridad por tercera
vez.



Primero se había decidido que se completara la competencia con
una largada detrás del safety car, pero finalmente Michael Masi, el
director de la carrera, decidió que se hiciera una partida normal,
con los autos desde la inmovilidad. Era la gran oportunidad para que
Hamilton recuperara todo lo malo que le había pasado, entre ellas,
un "eterno" cambio de neumáticos que duró 4,6 segundos, en
contrapunto con la de Verstappen, que duró 1,9 segundos (récord).
Y para colmo, unas décimas de segundos más por tráfico en el
"pit line" atrasaron aún más la salida de Hamilton para seguir en la
persecución de Verstappen. 



Pero el remate una mala tarde del piloto inglés vino cuando se dio la
largada: su pie derecho se clava en el pedal del acelerador y el enorme
impulso de fuerza de su Mercedes Benz lo hace pasarse de la curva que
estaba encima y sigue derecho por un carril de seguridad, perdiendo
así toda posibilidad de alcanzar al resto en solo dos vueltas.
Y a "Checo" Pérez, que llega primero a la meta, para lograr así su
tercera subida al podio en Bakú, pero ahora en el primer lugar. Antes,
en 2016 y 2018 había subido como tercero. 



Publicado en www.autoenter.cl  /Santiago de Chile, 06.06.2021.-