El campeón vigente de la categoría R5 confirmó su calidad.

Su nuevo navegante es el internacional español Marc Marti.

 

Fuente y fotos: Press Latam

  

 

La cosa en la grilla no se planteaba fácil para el campeón vigente de la máxima categoría R5 del RallyMobil, Pedro Heller. Con una grilla de
15 autos en esta clase y pilotos extremadamente competitivos, el panorama era bastante distinto al inicio de la temporada 2018; pero
“Drope” se preparó concienzudamente en la pre-temporada y sacó partido a su máxima novedad en la XX temporada del RallyMobil: su
nuevo navegante, el internacional español Marc Martí; que lo guió con la misma habilidad que en su momento puso como copiloto de
leyendas como Carlos Sainz y Dani Sordo.

Mostrándose como un piloto que se encuentra en su mejor momento, con experiencia, calma, concentración y velocidad, el oriundo de Los
Ángeles dio cátedras de cómo vencer a experimentados y veloces rivales.

 

Pedro ganó en 3 de las cinco Pruebas Especiales de la jornada, marcando claras diferencias con el resto de los equipos, de hecho el ganador 

de las otras dos pruebas cronometradas,  fue su hermano Alberto mientras lideraba la competencia, quien sufrió problemas de temperatura con
su auto tras un golpe en la Prueba Especial 4, problema que resolvió rápidamente, lo que le permite seguir en competencia mañana domingo.

“El campeonato se viene bien, mientras más rivales lleguen, mientras mejores autos tengan, mientras mejor estructura dispongan, lo único que
hacen es empujarme a tener un mejor nivel, así que sea todo bienvenido”, comentó “Drope” tras su jornada triunfal del sábado.

 Respecto a la carrera de hoy, el mayor de los Heller comentó: “Es una partida de campeonato de ensueño, estoy acá en mi tierra en Los Ángeles
y ganar los puntos de hoy, fue lo mejor que pudo haber pasado así que feliz y mañana nuevamente a hacer lo mejor”, finalizó.