Llegará a Chile en el segundo semestre de este año.

Su motor eléctrico aumentó su potencia a 136 caballos.

 

René Durney C. en Montpellier, Francia. / Fotos: RDC y Porsche / Video: Prensa de Porsche Alemania.

 

En los alrededores de la histórica ciudad de Montpellier, en Francia, fue la prueba de manejo que dispuso la marca alemana para presentar a la prensa mundial la tercera generación del UV híbrido Cayenne E-Hibrid, que introdujo varias novedades tecnológicas, partiendo por su nuevo motor eléctrico.

En efecto, los 95 caballos que generaba el propulsor eléctrico de la versión anterior aumentó su potencia en 43%, pasando ahora a los 136 hp, los que sumados a los 340 hp que eroga el motor térmico V6 de 3.0 litros a gasolina pueden llegar a los 462 caballos, con un par torsional de 700 Nm.


Por su parte, la nueva batería que alimenta el motor eléctrico aumentó en 30% su capacidad con respecto a la del

modelo precedente, pasando de 10,8 kWh a 14,1 kWh.

También se aumentó la autonomía en el modo eléctrico, que ahora es de 44 kilómetros. Es decir, desde que el auto 

comienza su marcha (si la batería está cargada completamente) puede recorrer esa distancia y alcanzar una velocidad

punta de 135 km/h sin que funcione el motor a gasolina.

Es decir, en este modo de funcionamiento, el Cayenne puede

circular en el día a día prácticamente solo con el modo eléctrico y sin emitir gases contaminantes. Pero si de pronto se

necesita una dosis extra de potencia para asegurar un adelantamiento o una salid rápida, basta con pisar el acelerador

y vencer una resistencia natural que tiene el pedal para que entre en funcionamiento el propulsor a gasolina y aumentar

la potencia, pudiendo alcanzar una velocidad de hasta 253 km/hora.

Nuestra prueba de maneja la hicimos en dos tipos de trazado. En el primero, por caminos interiores y con regulaciones de

velocidad, la modalidad eléctrica nos permitió una autonomía de un poco más de 50 kilómetros. En cambio, en los tramos 

de autopista pudimos comprobar lo que es conducirlo con los dos motores al mismo tiempo al pedirle aceleraciones bruscas.

Allí es cundo asoma el ADN deportivo de todos los Porsche y el auto toma una agilidad sorprendente.

Su rendimiento promedio es de 29,4 km/litros, es decir que su consumo es de 3,4 litros para recorrer 100 kilómetros. 

Dispone de 4 modos de conducción (E-Power, Hybrid Auto, Sport y Sport Plus), los cuales se seleccionan en un mando 

ubicado en la parte baja del volante. En el centro de este selector hay un botón que activa e sistema Sport Response,

el que durante 20 segundos brinda una potencia extra para casos de extrema necesidad.


Posee tracción total mediante el Porsche Traction Management, con embrague multidisco de regulación electrónica,

distribución variable del par motor entre el eje delantero y trasero, con boqueo longitudinal.

La transmisión automática, del tipo Tiptronic de 8 velocidades, es la encargada de gestionar el uso correcto de las 

marchas y permite que el conductor no tenga que preocuparse más que de guiar el auto.

La batería y su recarga

Para recargar la batería se necesita un arranque eléctrico para un cargador de 10 amperes y 3,6 kWh, con el cual

el tiempo de recarga puede durar 7,7 horas.

Una forma más rápida es el empleo de una cargador de 32 amperes y 3,6 Kwh,que toma 4 horas para una carga completa.

La nueva batería del Porsche Cayenne E-Hybrid es refrigerada por liquido y posee ocho módulos con trece células e iones 

de litio cada uno. Su peso es de 138 kilos y va ubicada bajo el piso del maletero. Para esto hubo que sacrificar el espacio de

carga, que es de 645 litros, un poco menos que el Cayenne y Cayenne S, que es de 770 litros, y del Cayenn Turbo, que es

de 745 litros.


Interior tecnológico

Un elemento que llama mucho la atención en el habitáculo es la pantalla táctil de 12,3 pulgadas ubicada en el centro del 

tablero. En ella se puede controlar el clima, el teléfono, el sonido del del equipo de audio, flujo de energía, valores del

consumo, autonomía, y tramos de la marcha realizadas con el motor eléctrico.

El conductor dispone de una pantalla digital ubicada tras el volante, que le informa sobe todas las funciones de los dos 

motores, de la navegación, señales de tránsito, monitoreo de las cámaras perimetrales y varias otras.

El Porsche Cayenne E-Hyb¡rid también puede operar algunos de sus sistemas a través de la aplicación Porsche Connect, que

permite controlar a través del teléfono y en forma remota el clima interior con el motor apagado para encontrar la

temperatura adecuada antes de subirse al auto; introducir las rutas a seguir en el navegador y las paradas recomendadas.

También puede aparcar el auto en lugares en donde no hay espacio suficiente para abrir las puertas, haciendo toda la

operación a través del teléfono.


 Aunque no hay fecha de legada a nuestro país, se estima que estar´ a al venta en el segundo semestre de este año.